José Manuel Bermúdez, alcalde de Santa Cruz de Tenerife, entrevistado por LA TIZA MENSAJERA

“Distrito Joven es una magnífica actividad para que convivan chicos y chicas de los 84 barrios compartiendo ocio y deporte”

Por Ivanna Hernández Padrón y Agoney Dorta Pérez, alumnos de 1º ESO-B

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, visitó recientemente el Colegio Virgen del Mar, con el fin de presentar el proyecto Distrito Joven. Mantuvo una charla con los alumnos de 4º de ESO y Bachillerato, en el Salón de Actos del Centro, y a continuación acompañó a los alumnos al patio, donde se habían instalado varias actividades del programa organizado por Distrito Joven. Se trata de una nueva apuesta por los jóvenes que el primer edil santacrucero explicó minuciosamente a los alumnos asistentes. También se tocaron otros temas de relevancia en este tú a tú mantenido con el alcalde por parte de LA TIZA MENSAJERA. 

-¿Cómo ha quedado el proyecto de unión del área metropolitana?

-“Santa Cruz y La Laguna ya están unidos físicamente. Hay calles donde un tramo de la calle tiene vados que ponen Santa Cruz de Tenerife y en el otro tramo ponen La Laguna. También funcionamos económicamente como una sola ciudad y no dos. La parte administrativa costará más tiempo unirla, porque hay dos ayuntamientos, dos municipios, etcétera. Pero cada vez estamos trabajando más juntos. Se están haciendo asociaciones de vecinos para que la gente sienta que no hay diferencia entre cualquiera de los dos municipios en el que vivan”.

-¿Qué es el Distrito Joven?

-“Se trata de una iniciativa municipal, en la que realizamos talleres lúdico-formativos y actividades complementarias de manera totalmente gratuita. La hemos extendido por los cinco distritos de la capital y va destinada a un segmento de población con edades comprendidas entre los 14 y los 21 años.

Se puede definir como una magnífica oportunidad para que puedan realizar actividades en su tiempo de ocio y, de paso, puedan conocer a chicos y chicas de su edad de cualquiera de los 84 barrios que componen Santa Cruz. La idea es incentivar que convivan los chicos y chicas de estos 84 barrios”.

-¿Cuáles son las actividades programadas?

-“Todas las que te puedas imaginar. Risoterapia, biodanza, taller de pintura al óleo, creación y programación de arduino, senderimo, teatro, elaboración de microrelatos, oncursos de baile k-pop y karaoke, así como un taller de iniciación a DJ, un taller de hip hop comercial, maquillaje, capoeria, calistenia y otros muchos. El programa de Distrito Joven SC ha tenido muy en cuenta aquellas cosas que nos han demandado y, por esa razón, las actividades que se ofertan responden a los gustos y preferencias de ustedes”.

-¿Capoeira y calistenia también?

-“Sí se trata de hacer deporte y tocar la naturaleza. El caso de la calistenia es bastante anecdótico. En La Gallega, por ejemplo, hay un parque de calistenia que fue inaugurado hace alrededor de ocho meses. La anécdota es la siguiente, yo iba a correr al Parque de La Granja todas las tardes y una vez unos jóvenes me dijeron que los aparatos de calistenia se estaban cayendo abajo y que cualquier día se iban a lesionar. Propusimos hacer un proyecto de reconstrucción del parque de calistenia en La Granja y finalmente se hizo. Ahora es el mejor parque de calistenia de Canarias. A partir de ahí se empezaron a hacer módulos pequeños en los barrios, teniendo la finalidad de que la gente haga actividad física en la calle. Cuando este proyecto esté terminado, todos tendrán un parque de calistenia cerca de sus viviendas. Los chicos que me propusieron el arreglo de La Granja hoy son los monitores de calistenia en el proyecto Distrito Joven”.

-¿Apuestan contra la obesidad infantil?

-“Tenemos un programa llamado ‘Cómo como’, dirigido básicamente a colegios, con el que estamos intentando fomentar la rutina saludable de la alimentación, refiriéndose a nutrición y sus buenos hábitos. Está aquí en Santa Cruz, por ejemplo, porque somos números uno en diabetes a nivel nacional. No se sabe bien la causa, pero todo el mundo intuye que es por la mala alimentación. La dieta de un diabético es la que debemos inculcar en casas y en colegios: equilibrada con hidratos, verduras, proteínas, etcétera. El programa  cuenta con dietistas y sobre todo intentamos que los niños aprendan a comer de forma saludable”.

 

-¿Y la apuesta de becas, parte también del Ayuntamiento?

-“En este caso, no, las becas dependen de otras instituciones. El Ayuntamiento no cuenta con competencias de este tipo para el ámbito educativo. Sin embargo, desde las oficinas de jóvenes se informa de los organismos de los que dependen dichas ayudas para el estudio. Concretamente, hace unos días estuve hablando con el Presidente del Cabildo, Carlos Alonso sobre la apuesta de becas que la corporación insular está realizando. Son muchos los chicos como vosotros que aprovechan la ocasión que el Cabildo y el Gobierno de Canarias les brinda para, sobretodo, salir fuera, al extranjero, para completar estudios de idiomas.  Las becas abren puertas, para muchas cosas en el espacio del estudio, pero hoy abren muchas puertas hacia otros países, en los que poner en práctica el idioma y reforzar los conocimientos que adquieren en los Colegios o en los Centros Educativos”.

-¿Cómo ve la Santa Cruz de los próximos 30 años?

-“En los próximos treinta años veo a Santa Cruz con mayor oportunidades de empleo, con más oportunidades sociales para la gente. Veo también que los vecinos de los barrios periféricos vivirán con la misma calidad de vida que aquellos que vive en el centro de la ciudad. Veo Santa Cruz con barrios más igualados y veo a Santa Cruz sin refinería. Sí, sin refinería -insiste con ánimo de ver cambios-. En los próximos treinta años la refinería se va a desmantelar y la ciudad se va a expandir. Lo que hoy son tanques y tubos, en los próximos treinta años se va a transformar en casas, avenidas, comercios, parques, jardines, etcétera. Hemos llegado a un acuerdo con Cepsa para que la refinería se desmantele y que Santa Cruz tenga nuevas oportunidades.

Veo a una Santa Cruz más moderna, aprovechando energías renovables, una ciudad más silenciosa y tranquila, entre tantas otras cosas. En los 524 años que tenemos de historia hay cosas que se han hecho bien y cosas que se han hecho mal, y de esas muchas se pueden arreglar”.