ESPECIAL SEMANA SANTA 2019

La muerte de Jesús, una pasión vivida durante el Imperio Romano

Por alumnos de 4º ESO-A, Latín y Lengua Castellana y Literatura

Hay algo que todavía hoy se nos escapa, y sobre lo que muchas veces no reflexionamos y justamente que Jesús es perseguido, mal juzgado y asesinado no en cualquier momento de la Historia, sino que lo es durante el Imperio Romano, durante la ocupación de Judea por parte de los Romanos. Algo muy similar sigue sucediendo hoy, cuantos Jesús, cuantos cristianos, cuantas personas sin nombre, hay perseguidas por imperios más grandes o más pequeños. Pero siempre está la salvación, y la tenemos todos en nuestra mano. Así, hemos ideado este pequeño reportaje, sustraído de diferentes fuentes, que abajo citamos, sobre cómo fue históricamente ese momento tan doloroso para Jesús de Nazaret, con el que comenzó una nueva historia, la del Cristianismo.

La muerte de Jesús en la cruz, que se conmemora en Semana Santa, es uno de los acontecimientos más importantes de la historia. Sin embargo apenas sabemos nada sobre él.  Una de las pocas certezas que comparten los historiadores es que la muerte de Jesús tuvo lugar durante la Pascua judía (Pésaj), en la que se conmemora la liberación de la esclavitud en Egipto y que es una de las fiestas más importantes del calendario hebreo. Como la Semana Santa cristiana, Pésaj depende de las fases lunares y el equinoccio de primavera.
Así, Jesús fue ejecutado en la provincia romana de Judea por el prefecto de la provincia, Poncio Pilato. Muchos investigadores barajan la fecha del 14 de Nisán, esto es, el viernes 3 de abril. Pero ni siquiera los Evangelios se ponen de acuerdo: Marcos, Lucas y Mateo hablan de un día y Juan de otro, las fuentes no cristianas, sobre todo Tácito -historiador romano-, son las que permiten establecer un calendario más o menos preciso.
Crucifixión
Pero primero tratemos una cuestión llamativa, temporal es que sabemos que Jesús nació entre el año 7 y 4 antes de nuestra Era, al final del reinado de Herodes. Sabiendo que vivió unos 30 años, podemos fechar su muerte entre el 26 y el 28 de nuestra Era. Luego respecto a su muerte. Fue encontrado un hueso de talón con un clavo en una tumba del área de Jerusalén. Eso nos permite confirmar que la crucifixión era practicada como forma de ejecución en Judea en la época de Jesús. También que la forma de enterramiento descrita en los Evangelios coincide con evidencias históricas. Por lo tanto, estas evidencias nos permiten pensar en la muerte de Jesús como un evento real y no como una construcción teológica”. Sin embargo, la clave no está en cómo fue ejecutado, sino en el por qué y por quién.
De esta forma, sobre lo último señalado en el párrafo anterior, los Evangelios acusan a los judíos, una de las más violentas, trágicas y perdurables lacras de la historia de la humanidad.  Para Douglas Boin, “los testimonios bíblicos que acusan a los judíos son una distracción que trata de lanzar a los historiadores por el camino equivocado”. Si Jesús fue condenado a la cruz, tuvo que ser por los delitos que provocaban un método de ejecución tan extremo: sedición, desafío al poder de Roma, insurrección contra el Estado. Y un gobernante romano como Poncio Pilatos no dudaría un instante en aplicar ese castigo.
Reza Aslan argumenta en El Zelote, una biografía de Jesús que se convirtió en 2014 en una éxito internacional, que los Evangelistas exculparon a los romanos porque “Roma se había convertido en el principal público del evangelismo cristiano”. Paul Winter (1904-1969) escribe por su parte en su clásico Sobre el proceso a Jesús que “el tribunal judío tenía autoridad para dictar y aplicar penas capitales, pero que, a pesar de ello, a Jesús no le condenó a muerte el Sanedrín”.
En un reposapiés

La pérdida del otro hueso del talón, así como la ausencia de señales en las muñecas que demuestren que también fuese anclado a la cruz por las extremedidades superiores, continúan sin dar cuenta definitoria acerca del modo en que las Santas Escrituras describen la muerte de Jesús; incluso el clavado podría no haberse hecho directamente sobre la madera de la cruz sino en un reposapiés de madera sujeto a la misma.

El particular traumatismo encontrado en el pie derecho de la osamenta lleva a la investigación a proponer la crucifixión como una posible causa de la misma

El particular traumatismo encontrado en el pie derecho de la osamenta lleva a la investigación a proponer la crucifixión como una posible causa de la misma, pero esta deducción se complica por la pobre preservación de las superficies óseas y el daño y los agujeros en otras partes del esqueleto.

El que es uno de los métodos de tortura y ejecución más crueles de la antigua Roma tiene un origen anterior. Si bien Alejandro Magno heredó tal práctica de los persas, quienes la emplearon sistemáticamente en el siglo VI a.C., se cree que fueron los fenicios los que la introdujeron en la capital del imperio itálico tres siglos después.

¿Cómo se divide la Semana Santa?

La Semana Santa tiene dos partes esenciales: el final de la Cuaresma (Domingo de Ramos, Lunes, Martes y Miércoles Santos) y el Triduo Pascual (Jueves, Viernes y Sábado). Este es el tiempo más importante de la Iglesia en todo el año.

Durante muchos siglos ha sido tradicional la representación de la Pasión y Resurrección del Señor, comenzando por la procesión de los ramos el domingo y teniendo un punto álgido en la crucifixión del Viernes Santos. Estas dramatizaciones han calado hondamente en el corazón de los católicos durante mucho tiempo, y se han ido complementando con otros actos piadosos como las visitas a los “monumentos”, escuchar el sermón “De las 7 palabras”, Vía Crucis, procesiones, hora santa, entre otros.